turismo responsable

El 12 de noviembre se clausuraba en Sevilla el “mobile” del sector turístico. El Tourism Innovation Summit 2021. Y su directora, Silvia Avilés, lo dejó muy claro en esta segunda edición: «La mentalidad del viajero ha cambiado drásticamente, está cada vez más sensibilizado con el cambio climático y con el impacto que generan los viajes. Ahora, es la industria turística la que ha de potenciar la sostenibilidad, ser responsable con el entorno y el patrimonio cultural de los destinos e impulsar el turismo inclusivo».

Te contamos todos los datos sobre opciones responsables a la hora de viajar.

¿Qué es el turismo sostenible?

Como en otros sectores, la industria turística también se plantea desarrollar su actividad generando un impacto mínimo sobre el medioambiente. Una oportunidad para dar respiro al planeta al tiempo que atender la demanda de un consumidor cada vez más comprometido.

En 1976, la Organización Mundial del Turismo ya hablaba de ligar el desarrollo del sector a “dar un uso óptimo a los recursos medioambientales”.

Para ello, la OMT, como organismo ligado a Naciones Unidas, fija tres puntos clave:

  • Optimizar los recursos medioambientales. Sin un entorno cuidado, no hay turismo.
  • Garantizar actividades económicas que perduren en el tiempo y que promuevan la distribución de la riqueza.
  • Poner en valor la cultura local.

Y, para orientar al sector a establecer mejoras, la Organización Mundial del Turismo, aplica tres índices a la hora de enfocar el negocio:

  • Consumo de electricidad y energía en kilovatios hora (kWh) por metro cuadrado de espacio atendido.
  • Consumo de agua dulce en litros o metros cúbicos (m3) por huésped por noche.
  • Producción de residuos (kg. por huésped por noche y/o litros por huésped por noche).

La constatación del impacto negativo que ha tenido a lo largo de los años un turismo desestructurado y masificado, junto a la concienciación sobre temas relacionados con el medio ambiente, están logrando que, poco a poco, el turismo sostenible cobre vida propia.

Si el principal beneficio del turismo en la sociedad es el crecimiento económico, su principal reclamo es el entorno. Su fragilidad, unido al impacto sobre la sociedad, merecen una gestión de los recursos y destinos.

Mi próximo viaje será más sostenible

Al planificar tu destino debes plantearte aquéllos que te ofrezcan cuidado por el entorno medioambiental y socioeconómico, así como una buena gestión de los recursos. De esta forma conseguirás dejar “huella sostenible” con tu viaje. 

La industria hotelera en general busca estimular y atender la demanda de viajes responsables. De ahí que algunas de las principales cadenas hoteleras, entre otros actores del sector, se hayan unido para crear el Marco Básico de Sostenibilidad. Bajo este marco, que se lanzará en marzo de 2022, se crearán acciones que tengan una repercusión positiva en el planeta y las personas. 

Pero ya están en marcha varias soluciones para encontrar el destino más comprometido con el planeta.

  • En Beyond Green Travel, explican que “trabajamos con destinos, compañías hoteleras, operadores turísticos y grupos sin ánimos de lucro para construir sus marcas, crear historias convincentes y hacer de los viajes una fuerza para el bien.” Al reservar con esta plataforma hoteles, resorts y alojamientos dedicados al turismo sostenible, encontrarás opciones que empoderan a las comunidades locales, restauran ecosistemas, protegen la cultura del lugar o salvan especies en peligro.
  • Un buscador de alojamientos sostenibles es Ecobnb. Este buscador incluye en su red estancias que incluyan, al menos, cinco de los siguientes principios:
    • Arquitectura bioclimática.
    • Abastecimiento de energía con fuentes renovables.
    • Alimentos ecológicos en sus menús.
    • Utilizar energía solar para calentar el agua.
    • Usar productos de limpieza ecológicos.
    • Reciclar, al menos, el 80% de sus residuos.
    • Usar bombillas de bajo consumo.
    • Resultar accesible sin coche.
    • Aprovechar el agua de lluvia y contar con economizadores de agua en los grifos.
  • Hay iniciativas, como la Red de Casas Rurales y Hoteles Starlight, que trabajan contra la contaminación lumínica y por el astroturismo.
  • Si te gusta acampar al aire libre pero buscas las condiciones de un hotel de lujo, puedes apuntarte al fenómeno del glamping. En Glamping Hub encontrarás casas en árboles, tipis, domos, cuevas y todo tipo de alojamientos singulares y sostenibles en entorno rural.

Una vez que elijas el destino y el alojamiento has de plantearte cuál es el medio de transporte, claro. Si optas por el avión, o la lejanía de tu destino lo reclama a gritos, y eres consciente de la contaminación que generan los vuelos comerciales, una buena opción es utilizar nuestra plataforma Avikor. Si tienes como origen los aeropuertos Adolfo Suárez-Madrid Barajas o Josep Tarradellas Barcelona. El Prat, vueles con la aerolínea que vueles, puedes adquirir biocombustible correspondiente a tu pasaje. Toma el poder. Más sostenibilidad, menos vergüenza de volar.

Atracciones turísticas comprometidas con el medio ambiente

Bueno, ya hemos llegado a nuestro destino. Hay multitud de instalaciones turísticas de corte sostenible, tanto fuera de nuestras fronteras como a lo largo de toda la geografía española. En todas te proporcionan actividades y propuestas para completar una experiencia medioambientalmente sostenible, con contacto con el estilo de vida del lugar, tradiciones, música, cocina… y sensibilización con el entorno.

Pero ¿qué otras atracciones turísticas están también comprometidas y te pueden ayudar a seleccionar el lugar a visitar? Estas son algunas, según un estudio de USwitch:

  • Ópera de Sydney, galardonada con 5 estrellas por el Consejo de Edificios Ecológicos de Australia.
  • La Sagrada Familia, por su arquitectura respetuosa y sistemas de construcción como el trencadís, la técnica que popularizó Gaudí y que permite reciclar y reutilizar materiales.
  • Cataratas del Niágara, con paseos en transbordador eléctrico y gestión de residuos a través de la Iniciativa de Sostenibilidad de Niágara.
  • La Torre Eiffel, equipada con luces LED y turbinas eólicas así como una matriz solar térmica para proporcionar agua caliente.
  • El Museo de Historia Natural de Londres, que cuenta con un centro de trigeneración que ha ahorrado más de 15.000 toneladas de dióxido de carbono.
  • Legoland Windsor, con iniciativas como los ‘viernes sin papel’, las ‘semanas sin ascensor’ o proyectos de limpieza del entorno.

Está claro que la industria del turismo tiene un alto impacto humano en el medio ambiente, por ello, instituciones y empresas trabajan para contrarrestar esta situación. Aunque, como turistas, todos tenemos también que hacer nuestros deberes, eligiendo viajar de forma sostenible y conociendo el compromiso de nuestro próximo destino.