Cómo reducir las emisiones de CO2 en una empresa

Implantar prácticas sostenibles que permitan reducir las emisiones de CO2, trae beneficios, tanto para el medioambiente como para las empresas. Cuidar del planeta mejora la imagen de cualquier negocio además de rentabilizar la gestión de costes. Y esto con solo seguir algunas estrategias para minimizar la huella de carbono.  A continuación te explicamos cómo reducir las emisiones de CO2 en una empresa.

Cómo reducir las emisiones de CO2 en una empresa

Existen múltiples formas de reducir las emisiones de CO2 de una empresa, las cuales resultan más fáciles de implementar de lo que se suele pensar. Algunas de las estrategias más eficaces son las siguientes:  

1. Mide la huella de carbono de tu empresa

Tomar conciencia del impacto del conjunto de actividades de tu empresa es el punto de partida para tomar medidas eficientes. Medir la huella de carbono de una empresa es seguramente la forma más eficaz de reducir sus emisiones de CO2. Y la verdad, existen distintas alternativas para realizar dichas mediciones, entre ellas, la más completa, contratar los servicios de una consultoría de sostenibilidad. aunque también la más costosa.

Es la opción más costosa pero, al mismo tiempo, la más rentable. Estas consultorías tienen la capacidad de detectar las principales fuentes de contaminación de una empresa. Asimismo, tiene la ventaja de poder proporcionar un plan completo para solucionar los problemas de sostenibilidad del negocio que las contrate.

2. Reduce las emisiones de tu flota de vehículos y de los viajes de negocios

Las flotas de vehículos, en negocios que necesitan distribuir productos, son una de las principales fuentes de emisión de CO2 en empresas. Sin embargo, existen diferentes métodos para llevar a cabo esta actividad reduciendo, en la medida de lo posible, la contaminación y de forma más amigable con el medio ambiente. La actualización de la flota, su correcto mantenimiento, así como los cursos de conducción eficiente, son unos buenos ejemplos en este sentido.

Los viajes de negocios en avión, suponen incrementar de manera considerable la huella de carbono de una empresa debido al uso de queroseno tradicional como combustible. Una manera de minimizar la huella de carbono es la compensación de emisiones. Y otra, más interesante, es la reducción de emisión de gases invernadero. Si desarrollas una política de RSC de empresa, aquí tienes el único proyecto en España que te ayudará a ser más sostenible al poner al servicio de tu empresa la opción de contratar biocombustible para sus vuelos.

3. Establécete en zonas con buenas opciones de transporte

Cuando sea necesario crear una nueva sucursal o infraestructura, procura que el lugar en el que se va instalar posea buenas opciones para que los empleados se puedan desplazar de forma sostenible; una decisión que puede reducir las emisiones de CO2 significativamente.

Por este motivo, se recomienda que las empresas escojan lugares a los que lleguen los autobuses, haya estaciones de metro, caminos para bicicletas, etc…

4. Considera implementar el teletrabajo

En una empresa lo más común es que todos los días los empleados se deban trasladar desde sus hogares hacia su espacio de trabajo. No obstante, una modalidad alternativa de trabajo que permite ahorrar todos estos viajes, y sus respectivas emisiones de CO2, es el teletrabajo. A raíz del Covid19, buena parte de las empresas han pasado por esta experiencia y en muchos casos se ha mantenido durante determinados días.

5. Realiza reuniones virtuales

De forma similar a lo anterior, con las reuniones virtuales conseguimos evitar la movilización del equipo directivo, del resto del personal de la empresa, de proveedores o de clientes a un mismo punto reduciendo el impacto ambiental. 

6. Elije a los proveedores adecuados

Otra forma interesante de reducir las emisiones de CO2 en una empresa es escogiendo a los proveedores adecuados; cuya actividad sea la más respetuosa con el medio ambiente. La ventaja de este punto es que no es necesario cambiar radicalmente nada en la empresa, solo elegir los servicios que garanticen su compromiso con el cuidado del medioambiente.

7. Utiliza energías renovables

Cabe destacar, que contratar a un proveedor de electricidad que utilice energías renovables es una forma bastante eficaz de reducir las emisiones de CO2. Una alternativa parecida es invertir en paneles solares propios y cambiar la flota de vehículos a híbridos o, mejor aún, eléctricos.